SALTAR EN PELOTAS EN EL ESPACIO

(pequeña clase de ciencias....solo para los que tengan ese puntito friki)

RECORDANDO A KUBRICK:

video

Cuando el mundo se te queda pequeño…

Como dentro de unos días, tengo pensado tirarme desde un avión a una altura de cuatro kilómetros, vestido de conejito duracel, pensé y pensé en si mi cuerpo esta preparado para estos sustos.
Sin tener mucho que ver, me pregunté las ganas que le tienen que entrar a un astronauta de poder salir en pelotas al espacio. Sobre todo por lo tosco y fea que es su indumentaria y que prácticamente les permite moverse menos que los ojos de Espinete. Y entonces, como es navidad y la calle me asquea un poco, decidí hacer una pequeña investigación acerca de que pasaría si un astronauta español, por supuesto, saltase al espacio, cuan buen espontáneo, en pelota picada. Torero, Torero…

Lamentablemente me di cuenta, que nuestro torero valiente duraría menos tiempo vivo que una gacelita en el Penta Bar, quiero decir, que un cervatillo en la charca del Kalahari, rodeado de cocodrilos. Si el astronauta saltase desnudo al espacio, digamos que diferentes motivos de muerte inmediata se pegarían entre ellos por aniquilar a nuestro sórdido protagonista, y hasta el mismísimo Dios se echaría las manos a la cabeza como diciendo “¿pero que coño haces hijo mío?”. Pero cuidado!, hablamos de un español un ser capaz de superar todo tipo de prueba extrema. Nunca subestimes a un español! Fuimos a América, lo conquistamos todo y en menos de lo que dura una borrachera, ya lo habíamos perdido todo. Luego fue cuestión de tiempo que, ingleses, franceses, alemanes y lo que es peor, Italianos!! Nos adelantasen en todo lo que viene a ser desarrollo, sueldo, calidad de vida, altura (somos los mas bajitos de Europa coño), mundiales, olimpiadas…bla bla bla. Pero las papas bravas y el tinto de verano ¿Dónde?...
Volviendo al astronauta español saltando en pelotas al espacio. Aquí van algunos de los agentes luciferinos que atacarían al valiente, al cual, llamaremos por eso de hacerlo mas familiar…mmm…Tiki. Por poner un ejemplo.

1) EXPOSICION A LA RADIACION. Si a Tiki se le ocurre saltar al ruedo del espacio en bolas, y el sol le da de lleno (o de refilón), se va a llevar un buen chute de rayos ultravioleta, X y Gamma, a cual mas cabrón. No lo van a matar pero le produciría daños irreversibles…el sol solo le estaría dando la bienvenida. Como si te sientas en una parrilla. ¿calor? Depende de cómo lo mires…

2) FRIO. Si, el frío. En el espacio hace un frío del carajo, un frío que ni los de Burgos podrías soportar. Si el Tiki consigue esconderse de las radiaciones solares, cosa que es posible, estaría a una temperatura de menos 270 grados. Frío de cojones vamos. Lo más curioso es que para un macho español esto no significaría absolutamente nada ya que, lo que nos mata por congelación no es que haya frío, curioso! sino que nuestro cuerpo pierda el calor que posee. En el Everest, o en Rascafria perderíamos nuestro calor por medio de la radiación, por roce (el frío quita calor en su contacto) y por conveccion, el aire caliente se va hacia arriba y se sustituye por aire frío. Pero en el espacio solo puede darse una de esas cosas y lo mas importante, el vacío es un gran aislante térmico por lo que la temperatura se perdería muy lentamente (para cuando nos congelemos ya habremos tenido una espantosa muerte). Por lo que trikiman estaría a 36 grados en un entorno de menos 270 grados. Solo una cosa, esperemos que no se le ocurra la genial idea de echar una meada, mas que nada por el dolor que sufriría…y es que la presión no perdona en la estratosfera.

3) AUSENCIA DE PRESION. Aquí viene lo jodido. De esta no se salva. Al bajar la presión a cero, la muerte es rápida y desagradable. Cuestión de minutos. ¿Causa? Asfixia. Al bajar la presión al cero, al tiki le pasará lo siguiente. El aire que tiene en sus pulmones, saldrá disparado por su boca (aprieta con fuerzas una bolsa de patatas sin abrir y veras). Si comete la españolada de contener la respiración, lo único que conseguirá es desgarrar sus pulmones, que no explotaran (un buen buceador sabe que nunca se contiene la respiración al subir). Contener la respiración no es del todo mala opción, mucho mejor que la típica de llorar como un niño. ¿Por qué?
Si bien todo liquido lanzado al espacio HIERVE, esto no pasa con la sangre, al estar dentro de venas y arterias, que conservan la presión estable. La gran putada es que la sangre no, pero la saliva y las lagrimas si. Estaríamos con lágrimas y escupitajo hirviendo aunque curiosamente, no nos quemarían. (Parece que dios hace todo lo posible por salvar a un tío en pelotas en el espacio).

4) Los oídos harán POP! Y el tiki dejara de oír, aunque oír en el espacio, me pega a mi que poco hay que oír. El tiki estaría gritando y llorando pero no se escucharía (no propagación del sonido).
Otro tópico que se viene abajo. El cuerpo no nos explotaría. El tejido del que estamos hecho puede aguantar esa presión (una atmosfera) aunque no creo que le fuese muy agradable al tiki ver como su cuerpo se hincha como un globo hasta alcanzar el doble de su volumen. Eso lo sabe bien un sonao, Joe Kittinger que quiso batir el record de salto al vacío con paracaídas (lo batió). Salto desde 31000 metros, y un problema de presurización en su guante derecho le hizo que su mano se pusiese como la jeta de un hipopótamo. Al poco tiempo su mano estaba como siempre. El tio loco se subió a una especie de sonda para tirarse al vació (lo que hacen las ganas de pillar) desde 31 kilómetros…aquí podéis apreciar su salto, disfrutar del momento estelar. Pero mira, su portada del LIFE si que se llevó. Corría el año 60. tiene merito (a parte de huevos claro).

video
Seguimos matando al tiki. La sangre empezara a burbujear lo cual le puede producir trombosis pero a un tiempo largo, que obstruirían sus venas, por lo que el principal agente luciferino que puede acabar con nuestro torero es la falta de oxigeno en el cerebro.

Llegamos a una conclusión, la gilipollez del Tiki tendría remedio si conseguimos rescatarlo en menos de un minuto. Y es que curiosamente, los agentes que pretenden matarlo se anularían unos a otros, Pasado ese tiempo, no hay nada que hacer.

“El azar no existe… Dios no juega a los dados”. Albert Einstein

1 comentario:

Silvia dijo...

Me gustó este post. Desde luego es una locura saltar en pelotas al espacio, pero se puede hacer aunque sea solo en pocos segundos. Yo creía que el Tiki explotaría...
Un beso.