PEREZ REVERTE SE ENFADA...

Me lo temía, tarde o temprano nos iba a pasar, han salido los datos acerca de la educación en Europa y somos, según datos oficiales…somos, pues que somos ¡idiotas! … (dicen).


No les valía a franceses e ingleses con llamarnos idiotas si no que ahora se empeñan en demostrarlo con números. Y razón no les falta aunque se me ocurre aquello de “es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio”. Empiezo a bajar los brazos con algunas cosas, como saber que terminaremos perdiendo estos dos signos: ¿ y ¡ … tienen los días contados! ¿lo ves? Empiezo a olvidarme del pobre ¡

(me iria a Tarifa, a la playa Bolonia ahora mismo...)



Siempre he dicho que el sistema educativo en este país (el resto no me importa mucho) es una jodida basura, totalmente dominado por intereses de todo tipo. Su estructura, la del sistema educativo, es lamentable y cuando las cosas se hacen tan mal, no suele ser porque sí. El chorreo de universidades privadas que hay en España, no hacen otra cosa que dar sentido al puto enchufismo que hay en el mercado laboral. Que dicho claro y bien, putamierda de curro tienes todo el que quieras pero un trabajo realmente bueno (y no hablamos solo de pasta)… solo es posible para los cees, icais, ceuses, jarvardeses y britis esculs pollas…nos entendemos, ¿no? . De todas formas, no quería yo, hoy, diiiiiia de los enamorados (¡tócate los cojones! Que diría Camilo) aburrir preguntando porque coño a mi, de niño, no me explicaban nada de lo que pasaba en España durante los cuarenta años de dictadura del enano bisexual (ya hablaremos de esa bisexualidad de Franco fundada y formada en sus batallas en Marruecos) y sin embargo no paraban de hacerme estudiar “Dios es nuestro padre que está en los cielos, creador y señor de todas las cosas…” cuantos! Repito, Cuantos! wiskys tendré que beber para olvidar tan absurdo texto!

Miedo me da pensar que tipo de explicación le daran dentro de años a mi sobrino Pablo acerca del papel de España en la guerra de Irak, y es triste pensar que si hay un gobierno de derecha, le diran que un señor con bigote, guapo, fuerte e inteligente, nos salvo del inminente ataque de los malvados iraquies. Me temo que le van a mentir mas que a mi y mira que a mi me mentian. Todavia recuerdo cuando (con animo de putear) le pregunté a un profesor de ingles como se decia balcón en ingles..y muy seguro me dijo que en inglaterra no tienen balcones. Y es que a mi quien realmente me educó fue la golfa de alaska, el desviado de enrique y ana o el drogadicto de Chema, el panadero de Barrio sesamo. Sin olvidar a mi gran maestro espiritual, el zen de mi alma, alla donde estes… grande (aplassstate aquiii). Bonita voz Jose Luis.


De todas formas, volviendo al jodido informe este que nos llama idiotas, no es muy de fiar, como eurovision o las elecciones americanas vamos.

Por no robar mucho tiempo, invito a leer un articulo de alguien que realmente sabe escribir y del cual soy un humilde seguidor. Asi que os dejo con lo que yo llamaria: “ Arturo se enfada”.

(y otro dia, si eso, nos metemos con el, con Arturo, por no quejarse tanto cuando dan las jugosas subvenciones, como para hacer Alatriste)


Permitidme tutearos, imbéciles (Por Arturo Perez Reverte)

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.
Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña.

Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.
Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.

Arturo Pérez Reverte

7 comentarios:

mahaya dijo...

Efectivamente. No se es mas de temer la idiotez que la maldad. La maldad va a su rollo y a su bola y a conseguir sus fines. Pero es que a la idiotez no la para nadie, se auto alimenta ella misma

Anónimo dijo...

no estoy deacuerdo con lo del enchufismo y todo eso.siempre a existido enchufismo y siempre lo habra,pero en España o en donde sea,el que vale vale.y si estas preparado,eres eficiente y curras,tienes un trabajo decente.pero para eso hay que currar,echar horas,aguantarse algunas veces.pero si el jefe esta ahi,suele ser por algo.nadie pone su negocio en manos de un incompetente.(lo siento pero soy jefe)

Common People dijo...

Anonimo, entre nosotros, "a existido" suele llevar "h" pero vamos, que si quieres lo cambiamos, tu eres el jefe. Te dire que tienes razón y ya sabes a quien se le da la razón.

Un saludo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

No me pierdo ningun articulo de este deslenguado, no lo puedo evitar, me encantan sus cabreos... y su letra

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

No me pierdo ningun articulo de este deslenguado, no lo puedo evitar, me encantan sus cabreos... y su letra

Lidia dijo...

Intento seguir este blog porque se dicen las cosas claras, como Reverte, que aunque a veces, no esté de acuerdo en lo que dice, casi siempre estoy de acuerdo en cómo lo dice.
Un saludo.

El comecaminos dijo...

ey, common people, no has puesto ni una tilde en tu artículo. Está muy bien criticar educativamente pero pon de tu parte el interés de aprender, sino tus palabras se convierten en pedradas.

BEEP BEEP