PENSANDO BAJO: Obsesiones (Brahms)

Una obsesión no es otra cosa que una idea, o un deseo que no para de darte vueltas en la cabeza y que puedes quitar de tu mente. Una obsesión, golpea, golpea, día y noche, día y noche.


Sin más.
Sin menos.

Vencer a una obsesión es un juego de igual a igual, ni ella es mas que tu ni tu eres mas que ella.
Cuando esa idea, esa obsesión, se convierte en una persona, no, así no, cuando esa persona, o esa voz, o esa noche, o ese beso, esas palabras, esa canción, o esa meta, se convierten en obsesión, estas en un pequeño peligro, que no problema. El peligro de sentir el rechazo, o la indiferencia, el peligro de pensarte pequeño, muy pequeño (y no lo eres, porque todos somos todo esto) y entonces, tienes que quererte mucho para no pensar que eres menos que tu idea, tu obsesión. Quererse es necesario por encima de todo, pensar que cualquier cosa no puede ser alcanzada o cualquier persona puede dejarte o tenerte en cualquier momento, pero tu, siempre serás lo primero para ti. No hacerlo es ir a una guerra y recordar que te dejaste el escudo en casa, al lado de la cama. Insensato.
Obsesionarse nunca es y nunca será bueno.
Es un juego peligroso. Oscuro.
(Otro café por favor)

Pero Brahms es tan sencillo, que todo parece mar y playa.
En tu mente empiezas a soñar o a imaginar que algo pasará de una forma que tú, deseas. Y le pones música, sonrisas, o miradas, y le pones frases, y te ilusionas. La historia seria tan bonita, tan perfecta, que sabes que no es posible. Que nunca sucederá, porque, habrá un novio alto, rico, guapo y simpático, o un error, o un viaje, o una chica o una mala noticia. Siempre habrá algo que haga que esa obsesión nunca sea un sueño hecho realidad. Ilusiónate mejor. Déjalo ahí. Ilusión. No más.
Los niños se ilusionan. Los niños con ilusión son felices.
La felicidad se ríe de las obsesiones.

Una sola puerta de tres abierta,
una sola puerta,
en frente,
La montaña.

Una obsesión te deja los pies fríos. Siempre te deja frío. Una obsesión pierde tu mirada, te la roba. Has de vencer o huir porque perder con ella, con tu obsesión, es terminar con una lagrima, en tu mirada. No eres tu quien se ha inventado la historia, esta dentro de ti, pero no existe, nada pasará, el mundo no va a cambiar. Obsesionarse, da hambre y quita el sueño…el sueño de sentirte pleno.
No la dejes respirar, no dejes que te engañe, no mires con sus ojos. Las obsesiones vienen, con respeto, se irán. ¿Cómo?
Bailando, bebiendo, cantando, corriendo, mirando más allá de ella. Así, se va una obsesión.
Tu vida es todo eso que pasa entre tu primer llanto y tu ultima sonrisa.


He soñado tantas veces que volaba…
Un salto mas.
Entiendeme si mi obsesión es esta melodia de Brahms. Entiendeme y dejame jugar.

JOHANNES BRAHMS (Symphony No.3 - Poco Allegretto)


video
A mi tambien me hace ser buena persona.

19 comentarios:

carlota dijo...

A mí también, y escuchándola no sueño que vuelo: vuelo. Me encanta Brahms desde niña. Gracias :). Un beso.

Esther dijo...

Las obsesiones alimentan nuestra mente.

NuevaDrid dijo...

Te hemos visto saltar y te hemos visto volar... Venga, hombre! como no vas a ser capaz de dejar esa obsesion a un lado para hacerla realidad.

"habrá un novio alto, rico, guapo y simpático, o un error, o un viaje, o una chica o una mala noticia." Nah! tonterias. Tan cierto puede ser esto como que la otra persona este ahora mismo sufriendo tu misma obsesion.

Y si se trata de alguien a quien has visto solo una vez, siempre te quedará craigslist.com en 'conexiones perdidas' Oye, igual sale bien... En ese caso, nos lo cuentas, eh? jeje

Pepe dijo...

Estás hasta las trancas por alguien. Pues a por ello! Sin dudarlo, que el no ya lo tienes.

ene dijo...

estás hasta las trancas por alguien? cuéntalo!!!!!!!!!!! y rómpeme el corazón!

la chica del cowboy dijo...

Justo ayer pensaba en la extraña obsesion de un conocido , una obsesion que me agobia y me ahoga aunque seguro que su ahogamiento es peor .. las obsesiones no son buenas para nadie , tanto uno mismo como la meta deben ir en la misma direccion .. si no para que perder el tiempo? Te quedo precioso el post

Anatexia dijo...

Al menos las obsesiones nos conducen en alguna dirección... No son tan malas. ¿Qué más da que la historia sea real mientras TÚ te la creas? El problema es cuando uno deja de creer.

Anatexia dijo...

Al menos las obsesiones nos conducen en alguna dirección... No son tan malas. ¿Qué más da que la historia sea real mientras TÚ te la creas? El problema es cuando uno deja de creer.

el amigo de ted dijo...

Mirar a una obsesión de frente parece sencillo. El anhelo identifica lo deseado con una necesidad y de ahí que nos resulte tan importante, y a veces tan peligroso. Pero cuando el objeto de ese anhelo es la otra persona...Uff! Muchas veces he pensado que se incluye dentro de las múltiples facetas en nuestro modo de amar y otra tantas que no es más que otra forma de alimentar nuestro ego. No sé si alguna de las dos es correcta o lo qué sea... Mejor como tu dices, ya que estamos fabricados así al menos no ofrecerle mucha ventaja, solo hasta el estadio de ilusión.

RAÚL dijo...

la obsesión es el alimento perfecto para las idealizaciones, y en los escenarios idealizados brahms, maravilloso y dúctil, orquesta los anhelos estupendamente. pero las idealizaciones, idealizaciones son, como dijo el de la barca (bueno, más o menos). en total, que es maravilloso el deleite recreado en los episodios imaginativos (muy frecuentes, supongo), pero no va mal un poco de pie en tierra, para estos casos. estupendo post, en cualquier caso.

NuevaDrid dijo...

Y bueno! para cuando la otra versión?
llevo ya tiempo esperando la otra cara del post... jooooo escribeeee

ND

IrishMavi dijo...

Me encanta!!! eres la leche...Muacksss

Chafan dijo...

Ay joder que me traumatizo de un momento a otro. Me vas a permitir, y si no también, que me lleve esta entrada para repasármela a ver si me conciencio y no es broma.

...lluvia andante semiparalela...

Gracias por el pan y la sal. Con el hurto que me dispongo a hacer creo que ya por hoy me he comido mi pequeña ración de esperanza.

:-) volveré.

BeL dijo...

Porque soy una persona despistada y olvidadiza patológica, hasta AHORA no me había dado cuenta de que me habías dejado un comentario precioso en mi blog, hace yo que sé cuánto tiempo, sobre la Cebrián y La Rosa.

Y como las visitas se devuelven, decidí que de hoy no pasaba. Así que aquí estoy, ahora mi turno de tener los vellos de punta con esta entrada que he leído, y con Brahms cerrándola. Qué barbaridad, es que es de pelo de punta, de verdad (Nota: gran esfuerzo de concentration por mi parte, ya que mi vecina está escuchando reguetón como si estuviera sorda perdida --que con ese volumen seguramente lo estará en un par de semanas.)

Me gusta mucho lo que dices de las obsesiones, y de lo fuerte que te tienes que agarrar para no sentirte muy muy pequeñito. Yo tengo una solamente, y ojalá supiera cómo acabar con ella.

O cómo desearlo en serio, más bien.

~ BeL

PD: Me ha encantado tu blog. Volveré.

Almatina dijo...

Volar y jugar
lloviendo notas
empapando el alma en la siesta
umm
maravilloso verano.

Almatina dijo...

Volar y jugar
lloviendo notas
empapando el alma en la siesta
umm
maravilloso verano.

Anónimo dijo...

Yo tengo obsesión contigo? Porq eso de no llegar a verte nunca me da un poco de miedo....

mayka dijo...

En serio crees que es mala la obsesion? es un sentimiento es una locura,que traspasa mi mente,mi piel y todos mis sentidos,
Bendita locura,que calmas mi sed,mis ansias y mis anhelos,eso, no puede ser malo...

lolita dijo...

Tremendo caos que causaste con este post jajaja! Si lo leo de manera poética pienso que definitivamente tu obsesión o la obsesión en general no puede ser taaaan mala, es más, hasta me parece que tiene encanto. Si lo veo de manera realista... Neeee no quiero verlo de manera realista.

Saludos!